Cargando Eventos
    • Este evento ha pasado.

    Feriado Religioso: 29 de junio.
    · Se traslada al lunes anterior, si cae un martes, miércoles o jueves;
    · Se traslada al lunes siguiente, si cae viernes.

    Celebración a San Pedro, patrono de los pescadores. Se conmemora el 29 de junio e todos los años en distintas caletas y puertos de Chile. Los pescadores agradecen al santo por velar por la seguridad en la faena y le piden una abundante pesca para el año. Se realizan procesiones con la figura del santo en embarcaciones por el mar. El culto a San Pedro, patrón de los pescadores, es lo que convoca la celebración de la Fiesta de San Pedro. En la región de O’Higgins algunas de las instituciones que se reúnen para convocar esta fiesta son las siguientes: la Iglesia, los sindicatos de pescadores y clubes de cuecas en algunos casos.

    En la mayoría de las caletas de Chile, San Pedro está en lo alto de las rocas, como un faro de esperanzas en los corazones de las madres, de las esposas, de las hermanas, de las novias de los pescadores. A las plantas del divino barquero, se postran a pedirle que mejore el tiempo, que supere la pesca y el 29 de junio, día del Santo, su procesión marítima tendrá más brillo y alegría, si oye las súplicas, si suaviza la congoja. (Plath, 2009, p.248)

    Por lo general esta fiesta, que celebra, además del día del martirio de los santos enunciados, el oficio de los pescadores, consiste en una procesión con el Santo que recorre en andas las calles, para luego embarcarse al mar siendo remolcado, encabezado por una interminable caravana llena de botes ataviados con banderas y colores, que transportan a las bandas de músicos, familias de pescadores, etc. Llegando el Santo a puerto, se vuelve a guardar con gran respeto en la parroquia. La fiesta culmina con festejos populares y múltiples expresiones del folklore.

    Tan atrás como en el siglo cuarto se celebraba una fiesta en memoria de los Santos Pedro y Pablo en el mismo día, aunque el día no era el mismo en Oriente que en Roma. (…) La fiesta principal de los Santos Pedro y Pablo se mantuvo en Roma el 29 de junio tan atrás como en el tercero o cuarto siglo. (…) En el sitio Ad Catacumbas se construyó, tan atrás como en el siglo cuarto, una iglesia en honor de los dos Apóstoles. Desde el año 258 se guardó su fiesta principal el 29 de junio, fecha en la que desde tiempos antiguos se celebraba el Servicio Divino solemne La leyenda procuró explicar que los Apóstoles ocupasen temporalmente el sepulcro Ad Catacumbas mediante la suposición que, enseguida de la muerte de ellos los Cristianos del Oriente deseaban robarse sus restos y llevarlos al Este. Toda esta historia es evidentemente producto de la leyenda popular. (ACI Prensa, s.f.)

    San Pedro y San Pablo son apóstoles, testigos de Jesús que dieron un gran testimonio. Se dice que son las dos columnas del edificio de la fe cristiana. Dieron su vida por Jesús y gracias a ellos el cristianismo se extendió por todo el mundo. Los cadáveres de San Pedro y San Pablo estuvieron sepultados juntos por unas décadas, después se les devolvieron a sus sepulturas originales. En 1915 se encontraron estas tumbas y, pintadas en los muros de los sepulcros, expresiones piadosas que ponían de manifiesto la devoción por San Pedro y San Pablo desde los inicios de la vida cristiana. Se cree que en ese lugar se llevaban a cabo las reuniones de los cristianos primitivos. Esta fiesta doble de San Pedro y San Pablo ha sido conmemorada el 29 de Junio desde entonces. (Fernández, s.f.)

    Referencia bibliográfica:
    (2013) Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. Inventario de Patrimonio Cultural: Región del Libertador General Bernardo O’Higgins. Obtenido de http://issuu.com/portalpatrimonio/docs/inventario_de_patrimonio_cultural

    Fuente: SIGPA

    Comparte

    Zona de Comentarios!

          Zona de Comentarios!